The Fall Of The Spirit And The Return Of The Eagle

I feel restless, I stand up and go to the hall feeling that anxiety increase.

Soon my heart beats fast and my breathing shakes. Now I run down the hallway that stretches into infinity and swirls in the dark.

I reach a gate outlined by the light from beyond.

The girl stands up, I hit on the gate to get her attention, but she barely listens. She takes one step forward and slowly another, takes the next and the next, until she runs to the horizon and throws herself on the cliff with open arms. The gate opens at once, I rush to reach her, and I rise in the wind. I do not see her from above and fear the worst; my eyesight improves and I plummet to the precipice. My body trembles as I descend with speed. The girl shakes passed out in the air, I catch her with my claws and spread my wings. The girl wakes up, climbs onto my back and hugs my neck, leaning against me. Finally, we head to our destination.

Safe Creative #2004123637530

Please leave your comments if you like to contribute to improve the translation of this story. I’ll be very greatful.

Publicado por

Carlos Reeves

Soy como cualquier otro que le gusta leer y escribir, no estudié literatura y tampoco sé de grandes autores. La razón por la que comencé a escribir es porque desde niño tomaba esos cuadernos Scribe de hoja blancas y dibujaba todo el día. Esos personajes y escenarios empezaron a tener una narrativa, entonces tuve que escribir sus historias y saber dónde terminarían. Tengo problemas para concentrarme, si un colibrí vuela por mi ventana me la puedo pasar observando cómo se alimenta de las flores, incluso si se va, pareciera que me lleva con él a un mundo imaginario. Soy perfeccionista, escribir es un trabajo duro. Poseo una rivalidad contra las palabras y los renglones que conspiran en mi contra, paso horas editando y leyendo para aplacar su rebeldía. Antes me limitaba ocultarlos después de escribirlos, temía que lo leyeran y vieran semejante lío. Pero todo cambió cuando descubrí que hay personas que pasaron por las mismas rebeliones. Keanu Reeves, Steve Jobs y Scott Fitzgerald. Soy un soñador, no un escritor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .